Protección de cuenta de usuario

Cómo mantener la seguridad de tus datos de acceso

Puntos que deben tenerse en cuenta para mantener la seguridad de tus datos de acceso:

  • Nunca compartas una cuenta de equipo.
  • Nunca uses la misma contraseña para más de una cuenta.
  • Nunca le digas a nadie tu contraseña, ni siquiera a los que aseguren ser parte del equipo de seguridad o de atención al usuario.
  • Nunca escribas tu contraseña.
  • Nunca comuniques una contraseña por teléfono, correo electrónico ni mensajería instantánea.
  • Comprueba que cierras sesión antes de dejar desatendida una computadora.
  • Cambia las contraseñas cuando sospeches que pueda estar en peligro.
  • La contraseñas de la aplicación y las del sistema operativo deben ser diferentes.
  • La contraseña debe ser una combinación alfanumérica.
  • Genera una contraseña aleatoria, pero que sea fácil de recordar.
  • Mantén actualizado el software antivirus.
  • Mantén actualizado el firewall personal.
  • Evita el uso de la cuenta de Sportingbet en computadoras que estén a disposición del público en general, como las de los cibercafés.
  • Cambia tu contraseña con regularidad, por ejemplo, cada 90 días.
  • Mantén actualizados tu sistema operativo, navegador y plugins de navegador.
  • Desactiva o desinstala cualquier software o plug-in de software que no uses, pues al hacerlo reduces tu vulnerabilidad.

Cómo elegir una contraseña segura

  • Usa letras tanto en mayúsculas como en minúsculas.
  • Las contraseñas deben ser de al menos 6 caracteres.
  • Incluye uno o más dígitos numéricos.
  • No uses palabras que se encuentran en el diccionario ni información personal de usuario.
  • No uses contraseñas que coincidan con el formato de fechas, números de placas de autos, número de teléfonos u otros números habituales.
  • No uses los nombres de compañías ni sus abreviaturas.
  • No uses una contraseña que sea la misma que tu nombre de usuario.

Información sobre la evidencia de que una cuenta está en riesgo

Tu cuenta puede estar en riesgo si:

  • hay cambios en los datos de la cuenta que tú no realizaste, como cambios en la dirección de correo electrónico o en el número de teléfono;
  • hay movimientos de cuenta que no realizaste, como depósitos, retiradas o apuestas;
  • recibes una notificación de un cambio de contraseña que tú no solicitaste.

En caso de observar cualquiera de las situaciones anteriores, cambia tu contraseña y contacta con el servicio de atención al usuario de Sportingbet de inmediato.